En pleno corazón de los Montes de Toledo, se encuentra la población de Hontanar, uno de los destinos favoritos de los turistas que acuden a esta zona en busca de tranquilidad. Al estar rodeado de altas sierras se pueden divisar bellos paisajes desde alguno de sus picos cercanos, como el Corral de Cantos, el Telegrajo o Pico de Sombrerera, y el Risco de las Paradas.

Paseando por sus alrededores de puede disfrutar de una bella flora autóctonas que dotan al paisaje de diferentes y hermosas tonalidades, gracias a la frondosidad de sus robles, alcornoques, encinas, brezos, tejos, acebos, madroños, olivos, almendros… etc. Y también se puede disfrutar del aroma de su ambiente gracias a las plantas aromáticas como son el tomillo, la jara, el orégano, el romero…

De vez en cuando escucharemos también el murmullo del agua por el paso de los ríos Cedena, Estena, Majadillas y Torcón, así como sus diferentes arroyos.

Todo esto convierte a Hontanar en un lugar perfecto para disfrutar de tranquilos paseos por múltiples rutas, hacer rutas en bicicleta de montaña, disfrutar de unas inmejorables vistas, y acercarse a cualquiera de los restaurantes de la zona para disfrutar de la rica gastronomía manchega con los mejores productos de la zona.

Sin olvidar, por supuesto, una visita cultural al Yacimiento Arqueológico de Malamoneda del que ya hablamos en otra entrada, y merece mención especial.